¿Por qué rezas tú?

«En la juventud —se dijo— rezamos por el triunfo de nuestras ansias; llega una edad en que sólo se reza por la paz de nuestros muertos. Aquéllas disminuyen y éstos aumentan. Eso es, al fin, toda la vida y todas las vidas».
El bosque animado, Wenceslao Fernández Flórez.

0 comentarios:

Publicar un comentario