El sentido del humor, cuestión de tiempo.

Me molestaba que el anciano quisiera sustraerse a mis preguntas y a mis quejas de una manera tan bromista, y lo miré lleno de enojo. Entonces se inclinó un poco hacia adelante, puso su boca muy cerca de mi oreja, su boca ya enteramente infantil, y me susurró quedo al oído: "Hijo mío, tomas demasiado en serio al viejo Goethe. A los viejos, que ya se han muerto, no se les puede tomar en serio, eso sería no hacerles justicia. A nosotros los inmortales no nos gusta que se nos tome en serio, nos gusta la broma. La seriedad, joven, es cosa del tiempo; se produce, esto por lo menos quiero revelártelo, se produce por una hiperestimación del tiempo, por eso quería llegar a los cien años. En la eternidad, sin embargo, no hay tiempo, como ves: la eternidad es sólo un instante, lo suficientemente largo para una broma.

El lobo estepario. Hermann Hesse

7 comentarios:

Sr. Mandarina dijo...

El viejo Goethe entendió que no podía faltar el ocio... ¡que sabio!

Lyra dijo...

Te aplaudo, Dani!! Yo veía venir por mi parte un lobo estepario también claramente.
Por petulante que resulte, me voy a linkar. Pero sólo para que todo el mundo tenga otra prueba de que HAY que leer El lobo estepario.
http://crislampon.blogspot.com/2007/02/3-2-2007.html

Dani dijo...

Pues ya sabes, yo tengo marcadas un par de páginas más sobre Harry Haller, y pienso utilizarlas :D

De hecho, debo confesarlo, fue ese fragmento del Lobo Estepario lo que me impulso a proponer todo este blog del que, por cierto, estoy muy orgulloso XD.

Xose dijo...

Acabo de agenciarme un ejemplar. Me esperaba algo más pequeño, como Siddhartha, que en algunas ediciones pueda bajar de 200 páginas. Ya está el primero en la lista para la vuelta de vacaciones.

Robert dijo...

Pues yo me lo leí y no me gustó nada...

mya dijo...

Te acuerdas de lo de "ala, qué fragmento más bueno, en qué página estará? No lo sé, mejor voy a leerme el libro entero... ".

Pues objetivo conseguido.

Dani dijo...

Que no falte el ocio mandarino!

Xose y Mya: Lectura garantizada, no os arrepentireis.

Jo Robert, que solo estas...

Publicar un comentario